jueves, 14 de octubre de 2010

SEDENTARISMO Y OBESIDAD EN NIÑOS


Informe del médico cardiólogo Fernando Siola, acerca del sedentarismo y la obesidad en los niños:

Los números hablan por sí solos: los niños están hasta 50 horas semanales frente al televisor y, lo que es peor, no se levantan ni a prenderlo.

Una estadística reciente, nos muestra que 4 de cada 10 niños tienen sobrepeso, y que 1 de cada 10 es obeso. Esto es alarmante, pues sabemos además que un 75% de esos niños obesos, también serán obesos en la edad adulta. Entonces, pasa a ser uno de los temas más importantes para los médicos que tratan la obesidad: tratar precozmente esta patología, cuanto más joven mejor.
En cardiología, cada vez más frecuentemente se observa hipertensión arterial en niños, y está relacionada directamente con el sobrepeso y la desalimentación (alimentos con alto contenido de sal y grasa), unido al sedentarismo por las costumbres actuales (televisión, videojuegos, computadora, etc.).
La realidad actual, nos muestra a niños lejos del hogar durante muchas horas, alimentándose con comidas rápidas, sobre todo al mediodía, con ingesta de alfajores, papitas y otros alimentos que poseen las llamadas calorías vacías. Éstas son llamadas así en Nutrición, pues sólo nos proveen de azúcares, almidón, grasas y sal, todos elementos ideales para favorecer patologías tales como: hipertensión, diabetes y colesterol elevado, factores de riesgo cardiovascular que, si aparecen en la niñez o en la adolescencia, serán mucho más nocivos para la salud que si lo hicieran en la edad adulta.
Otra realidad incontrastable, es el sedentarismo de los niños de hoy en día. En nuestra infancia, los juegos eran casi todos de actividad física: fútbol, básquetbol, natación. Las niñas jugaban a saltar a la cuerda, a la mancha o al balón prisionero, y muchos otros juegos que todos recordamos, y que tenían algo en común: la actividad física.
Los niños y adolescentes de hoy, se encierran en sus cuartos solos o con amigos, todos sentados, y juegan a los videojuegos o ven televisión, con una gran oferta de dibujos animados y series para adolescentes. En nuestra infancia no teníamos nada de eso, lo que facilitaba y fomentaba la actividad física, además de tener otro tipo de hábitos, muy diferentes a los actuales.
Una estadística reciente nos muestra que los niños están entre 40 y 50 horas semanales frente al televisor y, lo que es peor, no se levantan ni a prenderlo. Ellos se acomodan, llevan el control remoto, ponen el teléfono inalámbrico (los adolescentes invierten varias horas de "sedentarismo telefónico"), y ahí están, horas junto al televisor, generalmente comiendo papitas, alfajores, bebidas cola, galletitas. . . Entonces: ¿por qué no van a aumentar de peso los niños, si hacen todo para que ello ocurra? La labor de nosotros los padres, es acudir lo más precozmente posible a un profesional, para realizar la llamada educación para la salud, desde el punto de vista nutricional, asegurando los requerimientos diarios para un correcto desarrollo y crecimiento.
La alimentación en el niño es fundamental, y combatir la obesidad es impostergable. Debe ser ya, ahora, cuanto más precoz, mejores son los resultados.
Todos queremos lo mejor para nuestros hijos. Mejorar sus hábitos y lograr el peso adecuado a la edad, es tal vez uno de los logros más importantes que podemos hacer por ellos.

(Información extraída de revista "Foodie").

Tags:

votar

8 comentarios:

  1. Hola Sole
    Hemos coincido en el tema en nuestros últimos post, jajajaja. Pero tu información es completísima. Las estadísticas asustan con los chicos con enfermedades que se ven en los grandes, como diabetes, hipertensión, problemas renales y hasta colesterol. La mayoría come por gusto o por saciar solamente el hambre y no debe ser así, papás e hijos deben ser concientes que uno come para alimentarse que es otra cosa, los gustos con chatarras de vez en cuando también te los podés dar, porque son ricos, pero la ingesta equilibrada de alimentos es importante porque está en juego la salud. A veces la falta de información o buscar la forma más cómoda de alimentarse (porque cocinar no les gusta a todos), comprando comida chatarra, hace que suceda ésto que con el tiempo el cuerpo te pase boleta. La buena alimentación contribuye a todo tu cuerpo. El tema es extenso y me apasiona.
    Me encantó el informe.
    Besotes

    ResponderEliminar
  2. Mabel:
    Juro que no me había dado cuenta de esta coincidencia. Últimamente he tenido varias con personas de la comunidad, y la verdad es que me preocupa un poco, porque no quiero que nadie piense que estoy copiando ideas. Eso nunca se me ha pasado por la mente. Pero me alegro de que te haya gustado el artículo.
    Yo también creo que ocuparse de estos temas es fundamental, porque es en esta etapa cuando se generan los hábitos que constituirán su modo de vida en el futuro, y somos los padres quienes debemos ayudar a crear buenas costumbres alimentarias, que les aseguren luego una vida saludable. Lo mismo con el tema de la actividad física.
    Te mando un beso grandote, ¡y gracias por venir a acompañarme!.

    ResponderEliminar
  3. Una de las principales enfermedades de este mundo moderno. Será muy difícil de controlar en unos años más adelante.
    Excelente entrada y referencia, muy instructiva.
    Un abrazo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  4. Hola Soledad,como siempre muy compelto tu informe....,yo lo único que puedo aportar es que es descomunal la obesisdad que veo caminar por las calles de Baires,pero impresionante,niños,jóvenes,adolescentes,parece una cosa de nunca acabar,y también observo lo que comen,la gran mayoría sale de los loclaes de comidas basura,algunos otros comen alfajores berretas,otros papas fritas,y mucha bebida estimulante,pero mucha.....las cuales están preparadas no solo para una energización ficticia sino para necesitar comer basura..
    En fin linda!!!me parece que esto no tiene solución...tampoco veo familias que quieran ocuparse de su propia salud y de las de sus descendientes...
    El comer es también una forma de respeto mas.
    Que tengas el mejor finde.
    Besos.
    Ambar...

    ResponderEliminar
  5. Adrián:
    Así es. Es un problema que va en aumento, y que se sale de control cada día más. Creo que hay que trabajar mucho en la educación para la salud, sobre todo con los adultos, que como padres somos quienes debemos ocuparnos de la calidad de alimentación de los niños.
    Un beso grandote, y que tengas también un lindo fin de semana.

    ResponderEliminar
  6. Ambar:
    Tienes razón. Creo que en todas partes, si observamos a nuestro alrededor, el problema de la obesidad está a la vista. Como le decía a Adrián, creo que principalmente somos los adultos quienes debemos tomar conciencia cuanto antes, para poder transmitir una buena educación a los niños respecto de la nutrición, lo cual no es fácil que se dé.
    En mi caso, a mi niña de 7 años, trato de guiarla por un buen camino en lo que tiene que ver con su alimentación. No dejo que coma demasiadas golosinas, ni comida de paso; intento que se alimente lo más sano posible. Que utilice la computadora o vea dibujos animados no me parece mal (obviamente con actividades aptas y de forma controlada), pero no en exceso. Creo que la actividad física es sumamente importante, y los padres no debemos permitir que el uso de la tecnología afecte negativamente la vida de nuestros niños. Pero como dices, no se le está dando la debida importancia a este tema.
    Gracias por pasar, amiga.
    Que tengas también un hermoso finde.
    ¡Besotes!.

    ResponderEliminar
  7. Hola Soledad,
    Regreso de mis vacaciones y quería darte las gracias por haber pasado por mi blog para preguntar si estaba bien.
    Quise dejar aviso antes de marchar de viaje pero no me dio tiempo.
    Gracias por haber pensado en mí.
    Estoy bien y ya de regreso, lamento haberte preocupado.
    Leído tu artículo decierte que, efectivamente, los niños hoy en día tienen otra clase de actividades que lejos de ser beneficiosas incurren en problemas de salud y otros como son la poca sociabilidad (en algunos casos) debido a que no necesitan de otros (amigos) para entretenerse con videojuegos o tv.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  8. 7 Letras:
    Qué bueno, amiga; si estabas de vacaciones y pasándola bien, ¡entonces no había nada de qué preocuparse!; ¡mucho mejor!.
    Con respecto al artículo, la referencia que haces a la falta de contacto social en los niños es muy interesante. Se van perdiendo aspectos importantes en su desarrollo, como es la convivencia con los otros niños. Si los adultos prestáramos más atención a estos temas, podríamos hacer de la vida cotidiana de nuestros hijos, una experiencia mucho más positiva y beneficiosa para ellos.
    Gracias por pasar.
    Que tengas una linda tarde.
    ¡Besotes!.

    ResponderEliminar

¿Cuál es tu opinión sobre este artículo?; ¿tienes más datos para aportar o algo que sugerir?; ¿tienes una duda o alguna idea para compartir?:
Escribe aquí tu comentario. Hazlo con educación y respeto.
No utilices este espacio para hacer publicidad. Los comentarios de esa clase serán eliminados.